Algunos aspectos de la Fisiología Aviar

Observador

Gran parte del huevo es formado a nivel del oviducto, específicamente la clara, las membranas de la cáscara y la cáscara propiamente dicha. En las aves de interés comercial, como la gallina, codorniz y pava, solo se desarrolla el oviducto izquierdo. La progesterona presenta un alza 7 horas antes de la ovulación y alcanza su pico unas 3 horas antes de la misma, lo que sería responsable del alza de la LH, que a su vez desencadenaría finalmente la ovulación. La progesterona, es la hormona que estimula la síntesis de secreciones del oviducto tales como albúmina y membranas de la cáscara.

 

El útero, una de las partes del oviducto, es el segmento donde se desarrolla la cáscara y donde mayor tiempo permanece el huevo en formación, unas 20 horas. La cáscara está constituida por acumulación de cristales de carbonato de calcio. El ión carbonato se forma a partir de CO2 y agua, con acción de la enzima anhidrasa carbónica. La calcificación del huevo para formar la cáscara, se realiza mayormente durante la noche, y el calcio proviene del hueso medular y no de la dieta; durante el día el proceso es inverso, depositándose calcio de la dieta en la médula de los huesos largos, dado que el huevo en formación no se encuentra en el útero y aún no se ha iniciado la calcificación de la cáscara. Durante el proceso de máxima calcificación, el calcio es retirado de la sangre en una cantidad cercana a los 150 mg/hora, lo que significaría retirar el total del calcio sanguíneo en 10 a 15 minutos. Para evitar esta situación, el calcio acumulado en los huesos largos, por acción de la parathormona es movilizado hacia la sangre, para ser depositado en la cáscara, presumiblemente por acción de esteroides ováricos y otros mecanismos no bien conocidos. La oviposición, que significa la expulsión del huevo desde el útero, ocurre regularmente cada 24-36 horas; por lo general la primera oviposición ocurre temprano en horas de la mañana y luego va sufriendo retrasos de 1 a 2 horas. Aunque muchas investigaciones indican una independencia entre la ovulación y la oviposición, en general la oviposición se produce 15-30 minutos antes de la ovulación del siguiente huevo. (Crossley 1982)

 

Bajo ordinarias condiciones del día, la ocurrencia de la ovulación y oviposición en la gallina doméstica está restringida a un periodo de 8-10 horas. Existen plenas evidencias que avalan el rol de las gonadotrofinas y progesterona en el crecimiento y maduración del folículo y el normal funcionamiento ovárico en la gallina. Una creciente lista de factores, interaccionan para lograr el crecimiento folicular y la ovulación, entre los que se citan: factores de crecimiento, macrófagos, activador del plasminógeno, ornitina decarboxilasa, inhibina, activina, folistatina, relaxina, oxitocina, prostaglandinas y péptidos intestinales vasoactivos. La glándula adrenal se ha involucrado en la sincronización de la ovulación. La producción de huevos en gallinas ponedoras, declina con el progreso de la edad, lo que es un indicador del declinamiento de la ovulación. Al aumentar la edad aumenta el intervalo entre las ovulaciones y disminuye la producción de huevos. Se sugieren diferencias en el crecimiento y maduración folicular entre los diversos genotipos de las aves. Se ha sugerido una mayor actividad en el eje pituitario-ovárico en gallinas ponedoras blancas en comparación con las de color marrón. (Zakaria 2002)

 

Los ácidos linoleico y linolénico son esenciales para las aves de corral; como los animales no los pueden sintetizar, se deben suplir en la dieta. El ácido araquidónico puede ser sintetizado in vivo a partir de ácido linoleico, mientras los ácidos EPA y DHA pueden ser sintetizados in vivo a partir de ácido linolénico. (Yannakopoulos 2005)

 

La biosíntesis de colesterol es un complejo proceso que envuelve más de 30 enzimas. En las ponedoras, el colesterol se biosintetiza principalmente en el hígado y se incorpora dentro de las partículas de vitelogenina (VTG) y de lipoproteínas de muy baja densidad ricas en triglicéridos (VLDL), que son segregadas dentro del flujo sanguíneo y seguidamente captadas por oocitos en desarrollo mediante endocitosis. Las VLDL y VTG se transforman después intracelularmente dentro de la yema, constituyendo alrededor del 60% y el 24% de la materia seca de la yema y más o menos un 95% y un 5% del colesterol de la misma respectivamente.(Elkin 2006)

 

El yodo es transferido durante la incubación a través de las paredes endomesodérmicas extraembrionarias que rodean la yema, y de allí a la circulación embrionaria. Algunos investigadores sugieren que la glándula pituitaria, que actúa directamente en el desarrollo de la glándula tiroides, puede también influir en el intercambio de yodo a través de las paredes del saco de la yema, afectando la tiroides por el incremento del suplemento de yodo. (Daugeras-Bernard 1980)

 

Las hormonas tiroideas T4 y T3 se encuentran en la yema y en muy bajas concentraciones en la clara. A los seis días de incubación, la cabeza y principalmente el cerebro contiene 4,1 picogramos de T4 y 4,6 picogramos de T3. A los 10 días se inicia la función tiroidea y la concentración de T4 se incrementa progresivamente entre los 10 y 20 días en cerebro, ojos, hígado y corazón, alcanzando a los 20 días, valores de 4,8 nanogramos en ojos y 8,2 nanogramos en hígado. La concentración de T3 se incrementa marcadamente en el cerebro, alcanzando valores de 5,1 nanogramos a los 20 días; el incremento de T3 es menos marcado en ojos y corazón. Así que las yodotironinas están disponibles para el embrión del pollo a través de su desarrollo, antes y después del inicio de la función tiroidea. (Prati 1992)

 

Por: Observador

Patrocinadores

CRIADERO JALISCO

Criadero Jalisco

JGB GAME FARM

JGB Game Farm

GRANJA GREER

Granja Greer